Pepino

El Pepino o Cucumis sativa (cucurbitáceas) es una planta herbácea de 1-4 metros de largo, y puede ser trepadora o rastrera. Es originario de la India y hoy en día se cultiva en prácticamente todas las zonas templadas del planeta. La parte utilizada de la planta en fitoterapia son los frutos y las semillas.


Composición química.
La piel del pepino contiene cucurbitacina, que es irritante y produce afecciones intestinales si se consume en cantidades suficientes. Las semillas también contienen cucurbitacina pero en pequeñas cantidades. El pepino es además fuente de potasio, fósforo y magnesio. Contiene vitaminas C, B2, B6, A y E.

Propiedades farmacológicas.

  • Piel: la pulpa del pepino se usa en cosmética como agente hidratante. Se puede emplear el pepino tal cual, o bien su jugo fresco, para hidratar y refrescar la piel en caso de eccemas, erupciones cutáneas, quemaduras solares y, en general, para mantenerla suave e hidratada. El pepino reduce las arrugas de la piel con una gran eficacia, además resulta de utilidad contra el acné.
  • Sistema digestivo: las propiedades cosméticas son las más conocidas del pepino, pero no las únicas. Al igual que las semillas de calabaza, las semillas de pepino ejercen una cierta actividad en el tratamiento de la tenia y otras parasitosis intestinales, ayudando a eliminarlas.
Indicaciones terapéuticas. Por vía tópica en situaciones de pieles secas y envejecidas, el pepino tiene acción antioxidante gracias a sus vitaminas A, E y C. También para casos de acné y piel grasa, y en quemaduras solares donde su efectividad es muy elevada.
Por vía digestiva es útil en parasitosis intestinales como en casos de tenia o giardiasis.

Efectos indeseables y contraindicaciones. No tiene. Como ya se ha comentado, por vía interna la ingestión excesiva de piel o semillas de pepino puede ocasionar irritaciones intestinales.

Formas de administración y posología.
-Polvo de semillas: 30-70 g, mezcladas con un poco de azúcar o miel. Se toma como tenicida (eliminar la tenia) en ayunas y una nueva dosis en 1-2 horas.
-Loción para la piel: se pelan uno o dos pepinos grandes, luego se cortan en rodajas y se ponen a cocer a vapor, prácicamente sin agua y bien tapados. Cuando se han reblandecido, se ponen dentro de una bolsa de lino fino y se presiona para que salga su jugo. Se añade a este jugo una cuarta parte de alcohol y tercera parte de agua de saúco. Se mezcla todo bien y se guarda bien cerrado en botellas de vidrio oscuro, listo para su uso.
-Loción para quemaduras solares: se saca el jugo de los pepinos frescos con un eprimidor, y se mezcla con glicerina y agua de rosas, a apartes iguales. A diferencia de la loción anterior, no contiene alcohol, lo cual lo hace más efectivo contra quemaduras solares.

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to New Blogger by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro
La Herbloguistería © 2014